BSO

Fennesz

"AUN - The beginning and the end of all things"

Ash International
3 Comentarios


Vidal Romero

Cuando comentamos su último EP, el bonito "Seven stars" (hace ya casi un año: el vienés se lo sigue tomando con calma), ya advertimos de que Christian Fennesz era el principal enemigo de sí mismo, en el sentido de que, en muchas ocasiones, su marcado perfeccionismo le dificulta seguir avanzando. Que es la brutal autocensura a la que somete a su propio trabajo la que, según ha confesado en muchas entrevistas, le impide publicar discos con los que no se encuentre feliz por completo y que además no supongan una repetición de estilo. Cada uno de sus álbumes, en fin, debe suponer un paso adelante en cuanto a calidad del sonido y refinamiento del lenguaje: algo que, cuando hablamos de un tipo que ha grabado títulos tan grandes como "Venice" (04) o "Black sea" (08), puede convertirse en una cruzada imposible, en un sueño inalcanzable.

 

Siendo Fennesz así, no sorprende en absoluto que se haya visto reflejado en las imágenes de "AUN - The beginning and the end of all things", una película experimental en la que el director austríaco Edgar Honetschläger reflexiona sobre la eterna "búsqueda del futuro por parte de la humanidad, su deseo por crear el mundo del mañana, su miedo y aversión acerca del apocalipsis". Un reflejo que no se refiere sólo al tema central de la película: el tráiler y las imágenes que están colgadas en internet muestran un cine de encuadres y escenas planeadas al milímetro, viñetas cinematográficas de vocación estática y de un extraño colorido, que igual se fijan en la extraña belleza de las células capturadas con un microscopio que en la limpieza con la que circulan los trenes japoneses o en la incómoda frialdad que transmite una ciudad vaciada de gente.

 

Un imaginario poético al que Fennesz responde con temas casi siempre cortos (raro es el que supera los tres minutos) y en los que la nube ambiental nunca es demasiada espesa: suaves riachuelos de sonido que apenas se alteran cuando aparece el rasgueo de una guitarra o algún sonido de apariencia cristalina, y que mecen al oyente con placidez y serenidad. Una estética que queda trazada desde el primer momento, con el drone cocinado a baja velocidad que ilumina "Kae", y que sólo se rompe para dejar caer preciosistas ejercicios de guitarra, en la estela de "Black sea" ("Sekai", "Nympha") o para rescatar tres cortes de "Cendre" (07), el primer disco que grabó junto a Sakamoto, y que en este nuevo contexto potencian sus cualidades hipnóticas. Recursos que ya le conocíamos (la guitarra manipulada hasta conseguir que suene como un cuarteto de cuerda de "Sasazuka"; los muros de ruido de aspecto amenazador que, sin embargo, acarician al oyente, que pueblan "AUN40"; los detalles orientalistas de "AUN80"), pero que aquí aparecen refinados hasta rozar una belleza celestial y ultraterrena. Termina el disco con la majestuosa "Hikari" y uno no puede evitar pensar que el lema de la película, "sé quién eres: eres el que está buscando desesperadamente el nuevo mundo", parece escrito para para describir al propio Fennesz. Para describir la indescriptible belleza de esta banda sonora; un trabajo en teoría menor, pero que está a la altura de sus mejores discos.


Compartir en

  • Facebook
  • Twitter


Comentarios


Anónimo
13.06.2013 // 17:14:15

Hi Peter.Wonderfully put and mirrored my fgneiles exactly. I saw Sparklehorse several times but never met Mark, although I would have probably asked some stupid question like Where does the name Sparklehorse come from? ! As you say, all we can do is keep spreading the word and forever fall back on a beautiful array of music produced my Mark and his cohorts.Take care,Brendan Casey



Anónimo
15.06.2013 // 07:06:24

P5YCxA vvdbeeiiecuq



Anónimo
15.06.2013 // 13:09:13

KHGI95 , [url=http://jddpcidmytzk.com/]jddpcidmytzk[/url], [link=http://shxamtzxqnil.com/]shxamtzxqnil[/link], http://bodkcskxkydm.com/



¿Eres un usuario registrado?
¿Quieres registrarte ahora?










Cambiar imagen.