Reportajes

Netlabels octubre 2012

Netlabels octubre 2012

Se recargan solos 

Gloria González

Hay netlabels de toda edad y condición, así como de cualquier lugar (más o menos). Duskdarter es un sello que acaba de nacer en Australia y al que es un placer dar la bienvenida. Ya sabe hablar, aunque le gusta sobre todo hacerlo bajito: susurra palabras como slowcore al presentar su primera referencia, "Half steps", obra del talentoso Built From Sticks, que viene a ser el pianista y guitarrista Jamie Curran, de Brisbane. Podría haber cuchicheando también "indie folk", "muy bonito", o "entre Papa M y Tim Kinsella". Descárguense el disco delicadamente. Evil Records, en cambio, es un sello que opera desde mucho más cerca de tu casa y además tiene ya un amplio (y pelín satánico) catálogo a sus espaldas: aprópiate por ejemplo del "The old beats for free" de BoomBassBrothers para poner a prueba la elasticidad de tus orejas a base de dubstep espasmódico. Ajeno a este revuelo, mientras tanto, el mundialmente famoso (en la escena copyleft, digo) Aitänna77, que viene a ser Mikel Martínez, ofrece su tercer larga duración. Se trata de "El drama del descenso", nueve temas que se aproximan al pop de dormitorio muy de puntillas y al tocarlo se transmutan en esbozos de post-trip-hop cariñoso.

 

Acudan a Miga y llévenselo entero, prestando particular atención a "Carla". Dramático es lo que afirman en Labèl: que alemán Plusplus ya no vuelve, al menos como tal. Su última referencia, "Game over", son bellos instrumentales algodonosos, inteligentes y flexibles. No se los pierdan, que no habrá más. Del dúo rumano Coughy es probable que volvamos a hablar otro día, porque abraza la modernidad líquida con una naturalidad pasmosa. El netlabel Local regala su homónimo "Coughy", repleto de pop ondulante y crujiente (si no lo ven claro, escuchen "The ocean didn't get it": lo entenderán todo). Sobre el londinense Everlone podría discurrirse mucho: en "Verletzte EP", publicado por Bad Panda, lo descubrimos jugando a buscar caminos que unen a Dntel con el dubstep chic, pasando por el ambient pop. Éste seguro que vuelve (y bien). Hay caminos, por otra parte, que por motivos inexplicables llevan siempre al pop japonés de los 90: así, por ejemplo, los de SKM Records, que presentan "Soda pop EP", cuatro simpáticas canciones de indie nipón en el idioma de Komaneko. Es muy divertido seguirlos. 

Compartir en

  • Facebook
  • Twitter

Comentarios


No hay comentarios. ¿Quieres ser el primero?
¿Eres un usuario registrado?
¿Quieres registrarte ahora?







Cambiar imagen.